domingo, 24 de mayo de 2009

FELIZ, FELIZ, FELIZ COMO UNA LOMBRIZ

Perdida en el monótono mundo de las estadísticas me encontraba el viernes por la mañana, preguntándome si es sano estar en un ambiente laboral como en el que nos encontramos inmersos todos en el área cuando recibí un correo que me dejó impresionada y que me hizo saltar del gusto y contagiar a mis compañeras (y amigas) del trabajo.
Un investigador MUY reconocido del ITESO me escribió para invitarme a un seminario de investigación sobre movimientos sociales, ¿qué más puedo pedir?, el resto solo es cuestión mía y de mi empeño y dedicación. Solo eso.

1 comentario:

DorisFM dijo...

Ay sí, ay sí, ji ji.
Pero también tus amigas no del trabajo fuimos felices, ji ji ji.